A varios meses de mi OPERACION

Una de las cosas que me caracterizan es que soy una persona organizada. En cada cosa en la que me envuelvo me aseguro de buscar la información necesaria para así sacar el mayor provecho. Desde antes de quedar embarazada soñaba con mi día de parto. Mas ahora bien, yo no imaginaba cosas regulares. Cada vez que mi mente me mostraba la película de mi parto yo observaba cómo iba a manejar mi dolor, de qué manera iba a mantener la calma, y qué cosas quería que sucedieran durante el parto. Entre tantos preparativos, creé en Spotify un playlist de música relajante desde mis 6 meses de embarazo. El único evento común que imaginé fue tomar a mi esposo por la camisa y gritarle “esto es culpa tuya”. En la oficina de ginecología era la única paciente que siempre iba con el libro que nos entregaron en la primera cita que habla de cada etapa del embarazo. Siempre estaba preparada para lo que iba a suceder en la cita y hacía muchas preguntas. Aún recuerdo lo emocionada que estaba, y nerviosa, al imaginar mi parto que quedó en mi imaginación.

Varios meses después, aún me da trabajo contestar “cesárea” en los formularios médicos que preguntan si he tenido operaciones. Confieso que la primera ocasión que lo contesté se me salieron las lágrimas. Aún pienso en el día que nació mi bebé y me pregunto cómo hubiese sido si hubiese nacido naturalmente como lo planifiqué y para lo que me preparé. Son demasiados los pensamientos y los escenarios que imagino. Una de las cosas que más emoción me causaba era que mi madre y mi abuela estaban presentes. Me imaginaba el lugar lleno de gente que pudieran recordar el momento conmigo desde su punto de vista, pero no fue así. Nos tocó a mi esposo y a mí, junto a un equipo de doctores y enfermeras que no volveremos a ver. Mas ahora bien, a pesar de imaginar lo que pudo pasar ya no lloro al recordar el momento en que me dijeron que sería cesárea.

Uno de los acontecimientos más difíciles fue esperar a que me trajeran a mi bebé. Les prometo que desde mi punto de vista tuve que esperar una eternidad para tener a mi bebé en brazos. Cada vez que recordaba que luego de cargarla en mi vientre por 39 semanas y 5 días no pude ser la primera en tocarla y demostrarle amor; me sentía como la peor madre del mundo. Saber que un grupo de desconocidos fueron quienes la vieron por primera vez me hizo sentir impotente.  Todos estos sentimientos se mezclaban con la desilución de un sueño no alcanzado, y el desastre hormonal luego de dar a luz, para hacerme sentir menos.

Fue en este pozo que me tocó rebuscar las fuerzas que nos promete Dios en Filipenses 4:13. Fue entonces cuando me demostré a mí misma la importancia de enfocarme en lo positivo y de siempre buscar el lado positivo de cualquier situación. Fue en este momento en el que Dios me mostró que soy mucho más fuerte de lo que imaginé.

Hoy por hoy, veo a mi bebé saludable, alegre, inteligente, amorosa, y tantas cosas que no pararía de describirla. Todos esos sentimientos de tristeza son eclipsados por el amor que siento hacia ella y el amor que ella me demuestra. Haber pasado por la cesárea me dió fuerzas infinitas para no rendirme con la lactancia exclusiva ni los pañales de tela. Cada vez que sentía querer “rajarme” me acordaba de que sería otro deseo no cumplido y rápido me daban ánimos para seguir. Ha sido difícil, pero no imposible. Dios nos ha sostenido en cada paso del camino, ha sanado el sentido de desilusión, y me ha dado fuerzas para enfocarme en el presente mientras dejo el pasado en el pasado. Solo Dios sabe de lo que nos libró y por qué sucedieron las cosas como sucedieron. Ahora me queda soñar con un VBAC y prepararme para lo que sea que vaya a pasar.

Hoy puedo decir que todo obro para bien.

Confía en que Dios es un ancla para tu alma y alcanzarás tu destino.

4 comments

  1. Hermoso! Te amo amiga! No solo eres una amiga extraordinaria. Aún más una madre increíblemente extraordinaria! Estoy tan orgullosa de ti. De verte crecer. Has abrazado el proceso con amor! Sigue escribiendo. Sigue compartiendo tu corazón. 😘

    Like

  2. Que hermoso yo pase por una cesaria conun parto complicado a las 32 semanas y Si doy fe de que los caminos de Dios son misteriosos y El tiene control de todo.. esta hermosa la bebe DLB tqm

    Like

  3. Hermoso relato . Gracias por compartir tus experiencias las cuales estoy segura serán de bendición a otras personas .
    Te felicito , continúa perfeccionando esta habilidad que Dios te regaló

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s